Cómo congelar alimentos al comprar productos de formato grande (XL)

Cómo congelar alimentos al comprar productos de formato grande (XL)

Si tienes una familia numerosa, o simplemente quieres ahorrar en tus compras, una buena idea es comprar productos en formato grande, como los que puedes encontrar en los lineales de Merkocash, y congelarlos para ir consumiéndolos progresivamente. Sin embargo, es posible que te preguntes cuál es la manera correcta de congelar alimentos de este tipo, para sacarle el máximo provecho a tu compra y evitar tener desperdicios de comida.

En este artículo te indicaremos las claves para almacenar en el congelador tus productos de tamaño XL y las recomendaciones según sea el tipo de alimentos que deseas congelar.

4 tips para congelar alimentos de formato XL

Seleccionar productos en formato XL es de gran utilidad para aprovechar al máximo tu presupuesto para la cesta de tu compra. Sin embargo, debes poner en práctica algunos sencillos consejos que te daremos a continuación, para preservar correctamente las propiedades de los alimentos que se pueden congelar y así poder obtener un beneficio completo al comprar productos para todas las familias en Merkocash.

Separar porciones adecuadas para consumir

El primer tip que debes tener en cuenta al comprar productos y alimentos XL para congelar y ahorrar en la cesta de la compra, es que debes empaquetar la comida de acuerdo a las porciones que sueles consumir.

Para ello, debes tomar en consideración el número de integrantes de tu familia, y así hacer varios paquetes separados para no tener que descongelar toda la comida de una vez si no es necesario. Esto evitará que se generen pérdidas de la cadena de frío y por consiguiente, se protege la integridad del alimento.

Usar envases o bolsas herméticas

Una excelente idea para refrigerar tus productos en formato XL es usar bolsas para congelar alimentos. Éstas son perfectas para evitar que los alimentos sufran oxidación por el contacto directo con el frío, a la vez que permiten aprovechar al máximo el espacio en el congelador.

También puedes usar envases rectangulares o cuadrados con tamaños adecuados a las porciones que deseas congelar. Pero en todo caso, lo importante es que sean bolsas herméticas, que no tengan ningún tipo de fisura ni abertura, para evitar que el frío entre en contacto con los alimentos y minimice sus propiedades.

Usar envases o bolsas herméticas

Rotular los alimentos con su fecha de congelación

Debes tener en cuenta que los alimentos tienen un periodo de máximo de consumo aun cuando se encuentren congelados, ya que después de cierto tiempo empieza a deteriorarse la calidad del producto. Es por ello que al momento de separar las porciones de los productos que vas a almacenar, es indispensable que rotules las bolsas o envases con el nombre del alimento y la fecha en la que estás metiéndolo al congelador.

De esta manera podrás saber cuáles son los alimentos que deben ser consumidos con mayor rapidez, y así evitarás tener que tirar la comida después de muchos meses de almacenamiento.

Envasar al vacío

De ser posible, utiliza una máquina de envasado al vacío para retirar todo el oxígeno que se encuentra en el interior de la bolsa. Esta ayudará a evitar la proliferación de bacterias en el interior de los alimentos, y permitirá mantener sus propiedades intactas por mayor tiempo.

En caso de que no tengas una maquina de envasado al vacío, es suficiente con que intentes eliminar al máximo el aire del interior de la bolsa antes de sellarla con su cierre hermético.

¿Cómo congelar comida hecha y cocinada?

Si has decidido preparar todo el contenido de tus productos XL para ahorrar tiempo de cocción, entonces es conveniente que sigas otros consejos adicionales a los que te hemos comentado anteriormente:

  • Espera a que los alimentos se enfríen antes de introducirlos al congelador.
  • Sepáralos en porciones adecuadas para que puedas descongelar solo lo necesario cuando los vayas a consumir.
  • Si se trata de salsas o alimentos que tengan líquidos, es indispensable que utilices recipientes aptos para congelar y 100% herméticos.
  • Llévalos al congelador a una temperatura de entre -18 a -25°C para asegurar una pronta congelación.

Por otra parte, algunos alimentos se conservan mejor si son ligeramente cocidos antes de congelarlos. Tal es el caso de las frutas y verduras, que tienen una mayor durabilidad si son escaldados previamente a su congelación. En este caso deberás:

  • Trocea las frutas o verduras en pedazos pequeños para lograr una mejor congelación.
  • Sumerge las verduras o frutas en agua hirviendo por unos 3 a 5 minutos para que se selle el exterior.
  • Retira los alimentos del agua caliente y sumérgelos en una taza con agua helada para asegurar un rápido enfriamiento.
  • Una vez se hayan enfriado, separa las porciones en bolsas herméticas y lleva los alimentos al congelador a la temperatura recomendada (-18 a -25°C).

Ventajas de comprar alimentos en grandes cantidades en Merkocash

Puedes ahorrar comprando grandes cantidades en nuestro Cash & Carry, al seleccionar productos en formato XL. Éstos suelen ser mucho más económicos que aquellos artículos que tienen tamaños regulares y te permitirán obtener la misma calidad por un menor precio.

Además, puedes elegir entre cientos de marcas nacionales y productos locales, para que puedas comprar todo lo que necesites en un solo lugar.

Solo sigue los prácticos consejos que te hemos dado sobre cómo congelar tus productos de formato XL, y empieza a ahorrar significativamente en tu cesta de compra sin renunciar a la calidad al realizar compras de grandes cantidades en Merkocash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.